viernes, 7 de octubre de 2011

LA FE
















El poder de la Mente sobre la Materia.

Hace 2.000 años,  un hombre muy adelantado a su época nos dejó un mensaje con un gran contenido, este mensaje  era de paz y de amor para toda la humanidad y que ha sido muy mal interpretado. Estoy seguro que si Cristo levantara la cabeza, no se sentiría representado por esta Iglesia que lo único que hace es recaudar e invertir en bolsa para seguir creciendo como la mayor de todas las multinacionales, mientras miles de niños mueren de hambre  a diario  en el mundo.

“Para hablar con Dios, no hacen falta ni templos ni palacios,  porque El reino de Dios está en tu interior”
“Y Jesús se retiró al Huerto de Getsemaní para hablar con el Padre”  Se desconectó del mundo y contactó con su Alma. Se estaba enfrentando a su destino.

“En aquel tiempo, una mujer que padecía de un mal muy grave, se acercó a Cristo”  era tal el convencimiento de que al ser tocada por Jesús iba a curarse, que sin saberlo activó un dispositivo interior, que fue capaz de realizar la autosanación, con su propia MENTE.    Jesús le dijo “Tu fe te ha sanado”.

La fe se podría definir como el poder de la mente sobre la materia.
El Alma podría ser el conjunto de tres elementos,  Fe,    Mente   y  Conciencia    ¿Santísima Trinidad?
La conciencia es lo que nos hace diferenciar entre el bien y el mal así como la Fe hace que nuestra Mente sea capaz de mover montañas.
La única diferencia entre Jesús y nosotros, es que él era consciente del poder de la Mente. No sé si fue un enviado, solo sé que marcó un antes y un después.

Cada uno de nosotros es una sucursal de Dios, hay un hecho que siempre me ha llamado la atención,  es la declaración de mucha  gente que habiendo estado muerta (muerte  técnica) han vuelto a la vida.  La gran mayoría coincide en un  hecho y es que ven pasar toda su vida  delante  de  ellos  en  pocos  segundos,   ven hasta  los  detalles  más ínfimos,   recuerdos ya olvidados de tiempos  muy remotos, cosas, hechos  y acciones de nuestro pasado que marcaron  nuestra conducta, nuestra Conciencia nos va diciendo que es lo que hicimos bien y que es lo que hicimos mal, remordimientos de conciencia. Realmente esto es  un  examen de  conciencia y es nuestra Conciencia quien nos juzga por nuestras  acciones,  nuestra Mente  decide  si ascendemos, si pasamos a otro nivel  superior en el camino a la Eternidad o bien tendremos que quedarnos en este lugar para seguir perfeccionándonos en la siguiente reencarnación. 
    

29 comentarios:

María dijo...

El poder de la mente, nuestra conciencia, esa fuerza que nos guía, que nos empuja a seguir caminando, a luchar, a creer en nosotros mismos, en la vida, en el amor...

Hoy nuestros blogs se unen en la iniciativa bloguera de LA FE.

Un beso.

Neuriwoman dijo...

Creo que es la definición más acertada que he encontrado hoy por la blogosfera sobre la fe:
"La fe se podría definir como el poder de la mente sobre la materia".

Es tan dificil distinguir la mente, del cerebro, del pensamiento, de las ideas, de la voluntad, de las creencias o de la sugestión...

Saludos.

Isabel dijo...

Visto desde donde tú lo ves, la mente tiene el poder, pero las circunstancias, a veces, te impiden mover la montaña. Hacen falta muchas "mentes sanas y fuertes" para lograr objetivos comunes, y tú sabes bien que hay mucha "mente podrida", que hace que la Fé sea solo algo que se nos va quedando por el camino.
Muy buena la entrada Toñito

Isabel dijo...

¿Te das cuen de que hemos coincidido en una de las fotos para ilustrar la entrada?.
Y como sé que no eres un "copiota", la coincidencia será genética, ¿no?

Ena dijo...

Siempre he pensado que tus ideas sobre la Biblia y tu concepto sobre Jesús eran los más acertados, de hecho, de no ser por dichos pensamientos, no sé qué creería y qué no de la historia por la Biblia narrada, pues hubo un tiempo en que creí que sólo eran patrañas, engaños y "trasgiversaciones", gente engañada y manipulación. Hoy por hoy, creo en la historia, y sólo pienso que cada uno debe darle el sentido que él crea para hacer su propia versión.
Eres un gran pensador, y ahora además compartes esos pensamientos. Sigue así.

Abedul dijo...

Una visión de la fe liberadora...te felicito
has logrado un toque muy vital...Disfruta de la jornada de reflexion. Un saludo cariñoso de Begoña

MAJECARMU dijo...

Juan Antonio,el mensaje de Jesús está en la base de todas las religiones,por tanto lo importante son las obras.Dentro de la iglesia hay miles de misioneros,monjas,seglares y voluntarios,que hacen una obra encomiable en otras naciones,amigo,no podemos olvidarnos de ellos.Es cierto que la gerarquía de la iglesia debe renovarse en ideas y conceptos,en eso estoy de acuerdo.Pero toda esa gente anónima que deja su tiempo y su vida en el mundo entero no podemos olvidarla.Mi fé en todos ellos,que mantienen la fé en Jesús y en la humanidad.
Mi abrazo y mi ánimo siempre.
M.Jesús

Senovilla dijo...

Juan Antonio, profunda reflexión que nos hace meditar aún más en nuestro más intimo pensamiento.

Gracias por unirte a un día tan especial con una visión muy cordial sobre la fe.

Te dejo un abrazo agradecido.

José Puerto Cuenca dijo...

Juan Antonio, descubro un blog, el tuyo, cuyo nombre lo dice todo. Coincido plenamente y estoy en la linea de lo que escribes, la fe que viene no es la fe ciega, sino la fe-conciencia de la parte de Dios que nos toca y que está bajo nuestra responsabilidad.

Si quieres conocer mi aportación estas invitado a atracar tu barca en mi puerto:

http://puertodepoesia.blogspot.com/

Un abrazo de buena fe.

Chema García dijo...

Hermosas palabras, hermosos pensamientos. Un placer leerte. Un saludo!!

campoazul dijo...

He de decirte sinceramente que no creo en ningún dios, pero sí creo en nosotros mismos y en ese poder de la mente que todos tenemos y que apenas sabemos usar.
Respeto tu creencia y me parece genial que no veas en la religión el dinero de sus inversiones y la muerte de tantos y tantos niños de hambre..., eso me hace ver que eres una gran persona.

Saludos.

@kepasa29 dijo...

Placer leer tu entrada.
Hace reflexionar sobre si con nuestra mente podemos avanzar hacia donde queramos...pero y los obstáculos que nos pone la vida?.
Habrá que tener fe en que podamos saltar sobre ellos.
Un saludo!!

Estrella Altair dijo...

Ummmm amigo..

fe... siempre fe..

sin ella nadie puede vivir...

pues la fe es confianza...

pero para mi..

siempre fe mas allá de cualquier bandera..

solo la de la paz y el amor.

Un beso

Beatriz Salas dijo...

Soy consciente de que el poder de la mente me mueve.
Un abrazo muy fuerte, amigo

Isabel Martínez Barquero dijo...

Entrada de una gran profundidad que me ha gustado mucho.
Suscribo lo que dices, porque Jesús no podría estar de acuerdo con el tráfico de la que se dice su iglesia.
Un fuerte abrazo, Juan Antonio.

susana dijo...

Esa Iglesia, aparte de invertir en Bolsa, tiene miles de misioneros en los lugares más perdidos del mundo ayudando a los más míseros y olvidados, acompañando a los enfermos contagiosos y entregando su vida entera a cambio de nada. La Iglesia es mucho más que lo que se ve. Somos mil millones sólo de católicos.

juan antonio dijo...

Para Susana.
Esos miles de misioneros, Grandisimas personas y con un gran corazón, tienen que pagarselo ellos todo, tambien tienen ayuda de personas que hacen donaciones. Ya podría la Iglesia tomar ejemplo.

lisebe dijo...

Juan Antonio un placer conocerte y ver esa reflexión tan bien pensada... Sabes para mi Dios es energía y aunque un poco abstracto, la energia lo mueve todo.. así que nuestra mente es parte de esa energía cósmica (pensando en tu post) Para mí la ciencia es la respuesta a tantas cosas que no les encontramos explicación... que me atrevo a decir que aún sabiendo que la ciencia nunca ha estado reñida con la espiritualidad, lo sagrado de las creencias es lo que nos mueve como rios al mar generando la energia necesaria para funcionar.. y te habla una antropologa que ha estado en el más allá durante un mes....

Sí es cierto hay misioneros no católicos que se han pagado sus viajes y estancias en esos paises subdesarrollados, y doy fe de ello que he estado..

Un beso enorme

Y feliz semana!!!

Mari Carmen dijo...

Juan Antonio, no sé si soy una sucursal de Dios, prefiero pensar que no, prefiero pensar que soy parte de la fuerza que mueve al universo (hay quien cree que esa fuerza es Dios, bueno, pues vale, si así desean llamarle...), y por eso mismo tengo una energía inmensa dentro de mi y todo el poder del mundo cuando me empeño en algo. Con nuestra mente, nuestra voluntad, podemos mover montañas. Todo es cuestión de desearlo, proponérselo y hacer lo imposible por llevarlo a buen término.

Buenas noches. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Muy interesante el tema que has tratado hoy, y muy profundo.
Me gusta lo que escribes.
Volveré...
Soy Maripaz

Balovega dijo...

Buenas noches..

Sigo teniendo fe en la personas, y este mundo es maravilloso.. gracias por ser parte de el...

Besotes

Winnie0 dijo...

Me gusta ser una "sucursal" de Dios...Gracias por unas palabras tan emotivas. Un abrazo

LaRepo dijo...

Un 10 para esta reflexión.
(Cristo ya no sabe dónde meterse)

Balovega dijo...

Buenas noches

Siempre seremos amigos para contar alegrías y tristezas, una a una y así tendremos como testigos
al sol, al viento, a la noche, o a la luna.

Un abrazo de feliz día de la Hispanidad

Carmen Rosa dijo...

Hola JOSÉ ANTONIO
La definición que haces de la fe como el poder de la mente sobre la materia, es muy preciso pues todo se da en primer lugar en el pensamiento que es una energía y de allí se traslada a la materia.
Me encantó tu blog.
Un abrazo

Verónica dijo...

Bueno, pues no entraré en polémica sobre este tema porque soy historiadora y me sobran datos para hacerlo.
Saludos.

http://www.pepe-rodriguez.com/Cristianismo/Cristianismo_menu.htm

Xibeliuss. dijo...

Hola, José Antonio: mis felicitaciones por esta gran entrada. Las creencias son algo muy personal y cualquier organización solo puede interferir.
Saludos

Marilyn Recio dijo...

Profunda reflexíon, el poder de la mente sobre la materia. Un placer conocerte por via de este conversatorio sobre la fé. Me gustó mucho tu blog. Te sigo! Hasta pronto, un abraXo

Toñito dijo...

No hay que dedicarle un análisis demasiado exhaustivo a la iglesia para ver que está totalmente corrupta, ¿en serio representan a Jesús?¿puede predicar tal mensaje de humildad una institución que se rodea de banalidades y hace plena ostentación publica de ello? desde luego en la biblia se hace mención de dos dioses, uno que actuaba directamente con pura doctrina castigo/recompensa sobre su rebaño, y otro que, de incógnito trató de plantar una semilla de esperanza entre una humanidad inmadura y demasiado mística. Si realmente hubo una lucha en los cielos entre dos influencias "supremas" por nuestro control, ganó sin duda la mano esclavista, y no la que pretende mentes libres y que después introdujo al mesías.